La Palabra de hoy y el Comentario

Esta sección presenta diariamente el Evangelio del Día con una breve reflexión, junto al Salmo y a la antífona correspondiente que, en algunos periodos especiales del año litúrgico, podrá ir acompañada con música y cantada. ¡Conéctate todos los días para vivir la Palabra y leer el comentario!

Miércoles 31 Agosto 2016

22º semana del tiempo ordinario

Palabra del día
Evangelio de Lucas 4,38-44

Profesión

No basta la profesión de fe en el evangelio para realizarlo. No bastan las profesiones de fe en Jesús y en la iglesia para vivir en Jesús, con Jesús, por Jesús. No basta la profesión teológicamente más perfecta para vivir a Jesús. Como no basta combatir las profesiones de fe herejes o incorrectas para vivir a Jesús. En el relato evangélico las profesiones de fe teológicamente más perfectas salen de la boca de los demonios y no de los discípulos, de las bocas de los endemoniados y no de los corazones de la gente. Satanás y sus demonios conocen todo acerca de Jesús, de la historia de la salvación, del poder que Jesús ha dado a su iglesia y pueden compilar una profesión de fe. Pero este tipo de profesión no basta. Hay otra profesión que Jesús desea para nosotros. No una profesión interpretada en el sentido de una afirmación, una enunciación, una declaración de fe, en cuanto, por el contrario, una profesión interpretada como trabajo, empleo, tarea. Hay una profesión, un trabajo que está guiando y ocupando los multiuniversos y cada átomo de todo lo que vive desde que todo vive. Es la profesión por la cual la vida es vida y tiene sentido ser vivida. Es la profesión en la cual todos los hombres y las mujeres de la historia humana deben volverse profesionales, es la profesión más allá de la cual non hay pericia ni real profesionalidad. El don de la vida nos ha sido ofrecido para que cada uno de nosotros aprenda lo mejor posible esta profesión y crezca en esta pericia de la manera más llena y completa posible. Cada instante de la vida, o nos sirve para crecer en esta pericia o no nos sirve para nada. Ninguno de nosotros puede quedarse un amateur, un novel, un principiante en esta profesión. La Profesión, la tarea, el empleo que da verdadero sentido a la vida es aprender a amar. Otra profesión no hay. Amar es la Profesión, la Profesión Universal. Aprender a amar es la tarea suprema.
La profesión de fe y las profesiones laborales humanas o sirven para especializarse en la Profesión Universal o no sirven para nada, por el contrario, se revelan incluso peligrosos engaños y engañosas alucinaciones fanáticas.
Satanás puede ser un profesional en la profesión de reconocer a Jesús como Hijo de Dios, pero no es nada en la Profesión Universal del saber amar. Amar y aprender a amar es el todo de la vida, porque amar, porque el amor libera de la fiebre, expulsa a los demonios, cura enfermedades y desarmonías, libera de la esclavitud, de la ignorancia, del miedo, del poseer. A la luz de esta verdad, a quien nos pregunta qué queremos hacer de grandes o bien qué estamos estudiando o sobre cuál materia nos estamos especializando o cuál es nuestro trabajo y nuestra profesión o nuestro sueño en el cajón podremos responder de ahora en adelante: la Profesión Universal, amar y aprender a amar.
Por esto Jesús insiste así tanto en el hecho de tener que ir para hacer conocer la buena noticia que el reino de Dios tiene necesidad de profesionales, profesionales especializados en la Profesión Universal, de la cual él es el Maestro y la Escuela: Es necesario que yo anuncie la buena noticia del reino de Dios también en otras ciudades; por esto he sido mandado.

«  

Agosto

  »
L M M J V S D
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Newsletter

News

El PIP OPEN TRANSLATION PROJECT comenzó!! Haga clic aquí para más información.

Haga clic aquí y entérate de cómo apoyar People in Praise

Todo el material contenido en este sitio web es propiedad de Usiogope Srl y está protegido por los derechos de autor. Se prohíbe su reproducción, incluso parcial.